viernes, 5 de noviembre de 2010

No te espero...


Ya no te espero.
Ya eché abajo ayer mis puertas.
Las ventanas bien despiertas
al viento y al aguacero,
a la selva, al sol, al fuego.
Llegarás a casa abierta.

[…]


Ya no te espero.
Ya estoy regresando sol@
de los tiempos venideros.
Ya he besado cada plomo
con que mato y con que muero.
Ya sé cuándo, quién y cómo.

(S. R.)

2 comentarios:

Lenina Libre dijo...

Excelente texto para expresar tu postura ante la polémica visita...
Sobre todo me ha gustado la última frase:
Ya se cuándo, quién y cómo

Saludos, "replicante"

Carmen Velasco dijo...

Sí, Lenina, ya hace mucho que angustiaba "la muerte de Dios", el hipercapitalismo también está en todas partes...
Saludos y gracias por la visita!